Algunos sitios Internet asocian el zapper con graves
enfermedades.
No es nuestra intención de hacer tales afirmaciones.  La
enfermedad no nos interesa.  La dejamos a los expertos de
la enfermedad

Nos interesa solamente nuestro bienestar, lo que es
altamente subjetivo, y a quitarnos tantos intrusos mal
venidos que posible.  Estos intrusos, que viven a costa
nuestra, los llamamos con el nombre genérico de
“parásitos”.

Experimentamos sobre nosotros la influencia del zapper
sobre estos parásitos, con una base hipotética y empírica,
que no tiene nada que ver con la medicina o el sistema
científico
Exención de responsabilidad

Los principios expuestos aquí lo están a título de hipótesis y de teorías que no tienen
ningún fundamento médico o científico reconocido oficialmente.

“Santé Canada” (Canadá) y la “Food and Drugs Administration” (EE.UU) no efectuaron
investigación oficial sobre la tecnología descrita, o sobre los aparatos ofrecidos en este
lugar.  No pueden pues emitir una cualquier garantía en cuanto a su eficacia o su
seguridad.

Esta tecnología y estos aparatos no están ofrecidos para diagnosticar, tratar, curar o
previnieron una enfermedad.

Si la enfermedad es un problema para usted, POR FAVOR, consulte un experto
debidamente autorizado en este ámbito:
Su médico (M.D.) de cabecera.


  Royal Raymond Rife 1888 - 1971 

Después de haber estudiado al Johns Hopkins, Rife desarrolla tecnologías aún de actualidad hoy dia, en ámbitos
como la óptica, la electrónica, la radioquímica. la bioquímica, la balística y la aviación.

Se puede afirmar que Rife desarrolló de manera práctica la medicina bio-eléctrica.

Recibió 14 premios honorarios y un doctorado honorario por sus trabajos a la Universidad de Heidelbourg.  Trabajó
para Zeiss Optics, el Gobierno americano, y varios benefactores, incluyendo el más notable, el millonario Enrique
Timkin (Cojinetes de bolas Timkin).

Entre sus invenciones, se puede citar un microscopio heterodino a luz ultravioleta, un micro disecador y un micro
manipulador.  Hacia 1933, mejoró estas tecnologías construyendo su microscopio universal, muy complejo (casi
6000 piezas), y capaz de aumentar los objetos 60.000 veces.  Eso le permitió de ver los virus vivos en acción, lo
que no permiten los microscopios electrónicos actuales, que matan todo lo que analizan, y permiten solamente de
describir cadáveres momificados y trozos arruinados.
Su técnica le permitía de definir las frecuencias consustanciales a cada microbio observado.

¡Aunque el crédito de la definición del organismo causando el cáncer se dé a Virginia Livingston en 1948, Rife lo
había ya catalogado en 1920!  Rife le dio el nombre de “Cryptocide Primordial”.  Virginia Livingston, bien al
corriente de los trabajos de Rife, y de sus sinsabores, nombró su descubierta “Progenitor Cryptocides”, sin nunca
nombrar a Rife en sus documentos (Prudencia, prudencia…).

Rife trabajó en concierto con las cumbres científicas y médicas de su tiempo, incluyendo E.C. Rosenow Sr (jefe del
departamento de Bacteriología, Cllinique Mayo), Artur Kendall (Director del Northwestern Médical Scool), Dr. George
Muelle (de renombre internacional) y bien otros.

En vez de entrar en los debates teóricos en curso sobre los virus, prefirió atacarse a estos micro asesinos,
utilizando sus propias frecuencias de resonancia, asta que se desintegren. Rife llamó estas frecuencias MOR
(Mortal Oscilatory Rate)

En 1934, la “University of Southern California” reúne un Comité Especial de Investigación médica para enviar
pacientes afectados por cáncer en fase terminal, del “Pasadena County Hospital” al  “Clínical Laboratory “de
Rife, a San Diego.  El Comité estaba compuesto de doctores y patólogos que garantizaban el seguimiento de
los pacientes, si estaban aún vivos, durante los 90 días de los tratamientos. 
Después de estos 90 días de tratamientos, el Comité concluyó que 86.5% de los pacientes estaban
completamente curados.  Se reajustó el tratamiento y el resto de los 13.5% pacientes se restablecieron en 4
semanas.

El porcentaje final de suceso fue de 100% utilizando esta nueva tecnología (!?!)

El 20 de noviembre de 1931, Rife fue honorado por 44 de las autoridades más respetadas del tiempo, en el mundo
médico y científico, en un banquete dado en su honor.

Hacia 1939, casi todos estos distinguidos doctores y científicos rechazaban los resultados de Rife, y no querían ni
admitir haber conocido Rife.

¿Qué había pasado?

La “mala suerte”  lo persiguió, él y sus trabajos, a partir del momento en que …

Morris Fishbein, nuevo propietario de la potente “American Médical Association”, hizo una oferta a Rife que éste no
podía rechazar, para adquirir los derechos de sus trabajos.

¿Cuál había sido la propuesta del Sr. Morris Fishbein?  Nosotros probablemente no lo sabremos nunca, pero
podemos hacernos una idea aproximativa con un caso similar:

Morris Fishbein hizo una oferta a Harry Hoxsey para tomar el control de su remedio contra el cáncer, a base de
hierbas:  Los asociados de Fishbein debían recibir todos los beneficios del remedio de Hoxsey durante 9 años,
(éste no recibiendo nada).  A continuación, Hoxsey comenzaría a recibir un 10% de los beneficios si todo el mundo
estuviera satisfecho de los resultados después de este período.
Hoxsey prefirió seguir siendo su proprio patrón y lo hizo saber a Fishbein.  Éste utilizó su inmenso poder político
para hacer detener Hoxsey 125 veces en 16 meses.  Las cargas de ejercicio ilegal de la medicina siempre se
rechazaron en el tribunal, pero el enrase continuo volvió Hoxsey mentalmente loco.

El procedimiento que sufrió Rife fue diferente (estaba demasiado bien establecido) pero fué igualmente eficaz.

Varios robos misteriosos se produjeron, haciendo desaparecer notas, fotografías y componentes importantes.  Su
microscopio universal fue vandalizado.  Un incendio de origen criminal destruyó el Laboratorio Burnett en New
Jersey, produciendo varios millones de dólares en daños, justo cuando los científicos se preparaban a anunciar la
importancia de los trabajos en curso.  El golpe final llegó con la confiscación por la policía del resto de las notas de
50 años de búsqueda de Rife.

En 1939, agentes al saldo de una familia controlando la industria farmacéutica ayudaron Philip Hoyland en la
persecución judiciaria de sus socios a la Beam Ray Corp. (la única compañía fabricando los instrumentos de Rife). 
Hoyland perdió la continuación, pero la compañía hizo bancarrota debido a los gastos legales incurridos.

Si usted sabe que hoy día, un solo paciente sufriendo de cáncer cuesta a lo menos $300 000, se puede decir
que la operación anti-Rife fue un éxito financiero para los que viven de esa enfermedad.

En 1905, el cáncer afectaba una persona sobre 24 (4%).
En 1971, a la muerte de Rife, el cáncer afectaba una persona sobre 3 (33%). 
Dentro de 20 años, se estima la tasa de mortalidad debida al cáncer a 1 persona sobre 2 (50%), esto sin
hablar de los que, habiendo contratado el cáncer, lo escaparán (a qué precio?)

Durante su vida, Rife pudo asistir, con su derrota, al crecimiento fenomenal de la American Cancer Society, de la
Salk Foundation, y muchos otros, recogiendo cientos de millones de dólares para “luchar” contra el cáncer.

La tecnología de Real Raymond Rife sobrevivió asta hoy, gracias a un puñado de doctores y ingenieros
humanitarios.  En 1986, la tecnología de Rife rehizo superficie con la publicación del libro “ The Cancer Cure That
Worked ”, escrito por Barry Lynes.

Nota: Aún hoy, la FDA (Food & Drugs Administration) sigue hostigando sobre todo lo que afecta Rife, su
trabajo y la utilización de sus métodos, con la autoridad que confiere la Infalibilidad Papal.

Traducción libre y abreviada de un
artículo publicado en: 
http://www.rense.com
Fotografías publicadas en: 
http://rife.org/photogallery.html
 
Zapperwise
La Electronica aplicada al Bienestar